C/ Valle de la Ballestera, 52 Bajo 46015 Valencia

Los refrescos "light" también causan obesidad.

21 de Julio de 2016

Según un estudio realizado por el centro de investigación biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (Ciberobn) beber más de cinco vasos de bebidas azucaradas o edulcoradas a la semana como refrescos light y zumos de frutas, aumenta la obesidad abdominal, tensión arterial, niveles de triglicéridos en sangre y disminución de colesterol bueno (HDL).

 Se ha demostrado que presentan mayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico que aquellas que toman menos de un vaso a la semana.

También ha demostrado este estudio que el consumo elevado de zumos de fruta tanto naturales como envasados aumenta el riesgo de padecer este síndrome con el tiempo.

Además, tomar más de cinco vasos a la semana de bebidas azucaradas incrementa un 9% el riesgo de padecer hipertensión y presentar bajos niveles de colesterol bueno, mientas que el consumo excesivo de bebidas light y zumos de fruta naturales supone un mayor riesgo de obesidad abdominal.

Se conoce como síndrome metabólico a un conjunto de factores de riesgo, como pueden ser la obesidad abdominal, hipertensión arterial, niveles bajos de colesterol bueno en sangre y elevados de triglicéridos y de glucosa. 
Las estudios previos realizados a  personas que presentan este síndrome metabólico llegan a la concusión de que tienen dos veces más riesgo de morir de un ataque al corazón o una embolia cerebral que aquellas que no lo presentan.

La investigación ha sido desarrollada por Cíntia Ferreira-Pego, bajo el liderazgo de los doctores Nancy Babio y Jordi Salas-Salvadó.