C/ Valle de la Ballestera, 52 Bajo 46015 Valencia

Dejar de fumar y la alimentación

4 de Septiembre de 2014

La alimentación desempeña un papel muy importante en el proceso de desintoxicación del tabaco y en los programas para dejar de fumar. Cuando se deja de fumar, se deben elegir los alimentos que sean capaces de lograr estos tres objetivos:

  • Eliminar la nicotina: agua, frutas (que aportan vitaminas y elementos fitoquímicos antioxidantes, que neutralizan en parte los efectos tóxicos del tabaco) y verduras con acción depurativa.
  • Reparar los daños: alimentos ricos en vitaminas antioxidantes que protegen a las células de la agresión química causada por el tabaco, y contribuyen a la reparación de los daños causados.
  • Reducir el deseo de fumar: se debe evitar los alimentos o productos que lo estimulan.

En resumen se debe aumentar el consumo de agua, frutas, hortalizas, alimentos ricos en vitamina C, germen de trigo (muy rico en vitaminas del grupo B y minerales que ayudan a vencer el nerviosismo que produce la abstinencia del tabaco) y reducir o eliminar el consumo de bebidas alcohólicas, grasas saturadas y bebidas estimulantes como el café, té, mate, etc.